Servidores para videojuegos: ¿qué debes tener en cuenta?

servidor-dedicado

En el mundo del gaming es habitual que una comunidad se plantee la idea de alquilar uno o más servidores dedicados para jugar a juegos multijugador. Esto se debe a las características de determinados videojuegos, ya que para que se pueda jugar bien en línea y con muchos usuarios a la vez, hacen falta una serie de recursos que no te ofrece un hosting normal ni de lejos. Por eso se utilizan servidores dedicados en la inmensa mayoría de los casos.

Si estás buscando servidores dedicados baratos para fortalecer tu comunidad de gamers, has de tener en cuenta una serie de aspectos importantes si no quieres arriesgarte a contratar el servidor y que luego os esté dando problemas continuamente. En temas de gaming, el servidor es cuestión de vida o muerte.

 

Los servidores dedicados frente al peer-to-peer

 

Cuando los jugadores de una determinada deciden alquilar un servidor dedicado, son muy conscientes de cómo funciona. La aplicación recoge los datos de cada uno de los jugadores y permite que los otros jugadores puedan recibirla en tiempo real. En este caso, tendríamos un servidor dedicado al que se conecta cada uno de los jugadores desde sus ordenadores privados.

 

Frente al modelo de los servidores dedicados, existe lo que conocemos como redes peer-to-peer, también conocidas como P2P o redes entre pares, o entre iguales. Esto funciona exactamente igual que los típicos programas de compartir archivos. Todos los ordenadores actúan como servidores y clientes de forma simultánea, sólo que en este caso, se compartan los datos que envía y recibe un programa (el videojuego) al que se está jugando en tiempo real, no de un archivo de instalación.

 

El problema de las redes peer-to-peer es que resultan menos efectivas que los servidores dedicados. Y esto por una razón. Que todo al final depende de la calidad del hardware de los usuarios que estén conectados y jugando a dicho videojuego. Si hay una serie de nodos actuando como servidores que, sin embargo, son poco eficientes, la velocidad del juego será menor.

 

También, según los usuarios vayan conectándose y desconectándose, la calidad del videojuego mejorará o empeorará, con la experiencia de juego puede ser mucho más lenta.

 

Frente a esta opción, los servidores dedicados, según sus características, disponen del hardware y los recursos adecuados para que varios clientes se puedan conectar y jugar a dicho videojuego. Independientemente de cómo sea el ordenador del cliente, la experiencia de juego será la misma y será mucho más difícil que se pueda ver mermada su capacidad, a menos que se conectara un alto número de usuarios a la vez.

 

Evidentemente, resulta mucho más barato el peer-to-peer para jugar, pero muchos gamers con experiencia son conscientes de que no pueden sustituir ni de lejos a un buen servidor dedicado.

 

Una buena latencia, el principal factor para el gamer

 

Hemos dicho que es mejor contratar un servidor para jugar que los sistemas peer-to-peer. Ahora bien, no todos los servidores dedicados van a ser igual de buenos para las características de un determinado videojuego. Para empezar, hemos de dejar claro que se trata de servidores dedicados, no de otras opciones de hosting.

 

En los VPS, que son más económicos, los juegos pueden funcionar, pero en algunos casos no disponen de suficientes recursos para soportar un videojuego multijugador de altas necesidades. Y por supuesto, los hosting compartidos no están especialmente pensados para este uso, sino más bien para páginas web que no requieren de demasiados recursos.

 

Teniendo esto claro, nos interesará que nuestro servidor dedicado tenga una baja latencia. ¿Qué es la latencia? Son los retrasos temporales que se producen en el envío y propagación de paquetes de datos. Cuanta más latencia haya, más retardos se producirán a la hora de jugar. Esto depende de la calidad que tenga el ancho de banda de tu proveedor de hosting.

 

Un aspecto que importa mucho también es dónde estén localizados los servidores; si están dentro de la red española, la conectividad será mucho mejor, porque aunque parezca que en Internet un aspecto como la distancia especial no influye, la realidad es que cuanto más lejos esté el servidor de los clientes, más tiempo tardarán en enviarse y recibirse los paquetes de datos.

 

Es importante también que sepas que la latencia se mide en milisegundos. Una latencia recomendable es de 3-50 milisegundos, la latencia media de 50 a 100 milisegundos y una mala latencia, de 100 milisegundos en adelante. Haciendo un ping podemos averiguar cuál es la latencia de un servidor desde nuestra computadora. Se envían algunos ecos desde el ordenador hasta los servidores y se comprueba lo que tardan en responder.

 

Teniendo estos factores en cuenta, ya le vayas a dar un uso comercial o simplemente estéis buscando un servidor dedicado para un grupo de amantes de determinados videojuegos, os será más fácil elegir el servidor más adecuado para disfrutar del gaming sin que la tecnología os esté dando problemas.

Autor: Enrique Rico

Apasionado de la tecnología en general. Metido de lleno en el mundo del marketing online.

2 comentarios en “Servidores para videojuegos: ¿qué debes tener en cuenta?”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s