Aprende de los errores y vivencias de otros

El mundo entero sufrió un revolcón hace algunos años cuando el acceso a internet se democratizó. Cualquier persona, desde cualquier lugar (siempre que haya cobertura y un computador, obvio) puede conectarse a internet.

Muchos recordarán con añoro las viejas épocas donde a internet se accedía usando el cable del teléfono y de como una descarga de varios megabytes se iba al traste por una falla en la conexión. En la actualidad se descargan teras en cuestión de minutos (depende del país).

Este contexto de internet no es para hablar lo maravilloso que es sino de cómo el hecho de que los gobiernos facilitaran el acceso a la red de redes permitió y permite, además que aceleró, el crecimiento de empresas de servicios en internet.

Hoy en día ¿qué cosa no puede hacerse por intener? Puedes pedir un taxi, comprar una consola, pagar facturas, estudiar, trabajar, enseñar, “asistir” a eventos en lugares lejanos, pedir domicilios, en fin.

¿Existían hace algunos años empresas como Uber, Spotify, Evernote, Rappi, Easy Taxi, Instagram, Slack? Puede que de algunas hubiera una versión inicial o básica pero la gran diferencia de antes y ahora es la capacidad de monetización, los mecanismos de atracción de usuarios así como de brindar acceso al servicio, y como no, generación de empleo.

Las anteriores son ejemplos de empresas que han logrado éxito con sus servicios o productos, sin embargo, llegar a donde están ha costado—y les cuesta aún—mucho esfuerzo, dedicación, sacrificio y más. El camino hasta ese punto es complicado. Muy similar a la fecundación. Miles de espermatozoides pero solo uno lo logra. Muy similar es el mundo del emprendimiento(entiéndase montar una empresa).

Aprendiendo de donde otros cayeron

Y como también están los que fallan en sus intentos por eso el título de este post. Porque los que estamos en el camino de empezar algo o de querer iniciar, tenemos la ventaja de aprender de los errores de los demás, justamente, gracias a internet.

Lugar: Campus Party Colombia 2013. Tema: No es otra charla de éxitos

Tuve la fortuna de estar ahí y escucharla en vivo (si ves todo el vídeo, en la sesión de preguntas yo hago una mencionando un ejemplo del mundo del tenis).

Creo que esa charla nunca la voy a olvidar. He escrito varias veces sobre ella. Las lecciones de esas tres personas son oro y comprender su valor, si bien no es fácil sin vivir la experiencia, debe ser sometido a meditación por quienes están empezando en el camino del emprendimiento.

A nivel mundial existe un escenario muy bien gestado: Fuck Up Nights. Un espacio donde empresarios exitosos comparten sus historias de fracasos. Si bien se da en un mundo más offline, hay evidencia en vídeos de las charlas para quienes no pueden asistir a los eventos locales y además escuchar las lecciones de personas de otros lugares del mundo.

Otra fuente de aprendizaje es la web Autopsy. Un sitio web que colecciona información de startups fallidas, el por qué fallaron y un enlace a algún post donde los fundadores del proyecto fallido explican las causas de lo acontecido. Mientras escribo este artículo hay 134 proyectos fallidos de los cuales se puede aprender algo.

Si bien nada lo puede salvar a uno de lo que le toca vivir, sí es posible hacer el camino menos complicado cuando atendemos a los consejos y vivencias de otros. Puede que una idea no esté destinada a fracasar pero si se ejecuta mal, su destino podría no ser el mejor.

Anuncios

Autor: cesc1989

Ingeniero de Sistemas que le gusta escribir y compartir sobre recursos que considera útiles, además que le gusta leer manga y ver anime.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s