El Guerrero de la Lanza

Hace varios años, en Medium había una publicación llamada “Medium en Español”. Fue una forma de atraer personas que escriben en Español para fomentar el uso de la plataforma.

En ese entonces, Medium me pareció una muy buena plataforma y le daba un uso moderado para leer y escribir en ocasiones. El texto a continuación es traído de allá porque me gustó y quiero que también esté en este blog.

El Guerrero de la Lanza

Sabe cómo montar a caballo. Sabe cómo usar la lanza. Es infalible. Está a lo lejos y aún así noto cómo cada rival cae vencido por la punta filosa de su arma. Su armadura tiene pocos—por no decir ningún—rasguño. Es increíble.

La batalla estaba demasiado cerrada. Los generales de ambos bandos enviaron todo el poderío al campo de combate, no tenía sentido guardar a los mejores guerreros para el final. El momento del todo o el nada había llegado. Es así cómo ese Guerrero aparece. En los libros se hablaba de hombres valientes y con habilidades extraordinarias, pero siempre tuve la certeza que eran solo historias mal contadas o exageradas. Estaba demasiado equivocado y me di cuenta cuando vi llegar al Guerrero de la Lanza.

Llegó como bala de cañón. Cayó del cielo y al frenar su caída sobre el suelo la onda de choque hizo desmayar a todos los hombres alrededor de la zona, sin embargo, apenas tocó tierra comenzó a mover su lanza con movimientos que parecían perfectos. El brazo y la Lanza son uno. El Guerrero y su Lanza son un mismo ser.

Las ordenes eran ir directo a por la cabeza del general, cualquier rival en el camino debía ser eliminado o esquivado. No sé en que momento montó un caballo que estaba libre y arrancó la cabalgata hacia el otro lado de la llanura donde se libraba la batalla. Ahora en su caballo es más temible. Parece no tener rival. Sin embargo sí lo tuvo.

Batalla campal

Justo a unos escasos metros de la caballería del general rival un jinete se cruza en su camino. Tal guerrero no titubeo al acercarse y lanzar ataques con su espada al Guerrero de la Lanza. Entraron en un combate tan fuerte que nadie podía pensar en interferir. Nadie se atrevió a involucrarse en esa batalla.

El tiempo se sintió demasiado largo aunque solo fueron escasos tres minutos. Detrás del Guerrero solo había cuerpos caídos, y delante de él no era diferente. Era imbatible y carecía de rival. El jinete de la espada dio lo mejor de sí pero el Guerrero de la Lanza es más astuto, más experimentado y tenía la adrenalina fluyendo por su cuerpo cuando lo enfrentó. Cuando el jinete de la espada cayó, varios guerreros más intentaron acabar con el Guerrero de la Lanza al tiempo. Un vano intento.

Y justo cuando decido voltear mi mirada al frente un enorme hombre se me aproxima. Tiene su espada sujeta con ambas manos, la está alzando y la prepara para asestar un golpe fatal. No tengo tiempo de reaccionar, no sé cómo llegué hasta allí pero ahí estoy, a punto de morir.

Su Lanza se cruza en la mitad del recorrido del enorme hombre con su espada a punto de matarme. El Guerrero se encarga del rival que por poco culmina mi vida, da unos giros a su Lanza y me mira sonriendo:

—Ahora tú me debes una a mí.

Autor: cesc1989

Ingeniero de Sistemas que le gusta escribir y compartir sobre recursos que considera útiles, además que le gusta leer manga y ver anime.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .